Cuando quieras enfocarte en desinfección, puedes utilizar productos efectivos contra los gérmenes, como es el cloro y amoniaco. Pero si quieres utilizar productos más naturales puedes utilizar jabón neutro, bicarbonato sódico o vinagre.