Los espejos y cristales pueden limpiarse de forma rápida usando el Paño Microfibra Ventana, humedecido con una mezcla de agua con vinagre blanco. Conseguirás cristales perfectos libres de suciedad y polvo en segundos.